domingo, 30 de octubre de 2016

Muerte en Venecia

Narra paralelamente la historia de un conde y su séquito viviendo en un repetido día perfecto y la historia de un soldado de permiso. Una Venecia lluviosa y nublada envuelta en sombras que contrastan con la luminosidad de la historia del conde o la luz irreal de los recuerdo del soldado. Vuelve Neil Gaiman al gusto de los lectores con esta obra; aprecia la similitud de esta narrativa gráfica con la novela corta del escritor alemán Thomas Mann en 1912, vive en la película la suma de todas tus emociones y la alegría de compartir; digamos no a la ignorancia, que no se apodere del país.

sábado, 22 de octubre de 2016

Los ojos del gato

Icono de los ojos del mau. Introducción por Moebius. EL TIEMPO - Hay en esta historia un tipo de tiempo un poco lírico. Se podría decir que el montaje de una historieta se parece al uso de la música en una película. Es como una partitura en donde las notas serían las imágenes. Y es cierto que para responder a este aspecto lírico, declamatorio, intemporal de la historia, he usado artificios coma la alternancia extremadamente regular entre texto e imagen, al principio. EL UNIVERSO - Es una historia bastante hermética pero, al mismo tiempo muy visual muestra un universo absolutamente fascinante. La arquitectura es muy esmerada; me he esforzado en representarla de manera creíble y monumental. Desde el punto de vista del estilo, cada imagen posee una gran fuerza; pienso que es debido al hecho de que esta historia corresponde a un momento particularmente bueno de mi vida, durante el cual estaba precisamente modernizando mi "arquitectura". He podido. de alguna manera excretar mi virus de arquitectura naciente. EL AUSENTE - Todo se apoya en la comunicación con un lector imaginario o aún mejor con un lector a la vez presente y ausente al mismo tiempo aqui y no aqui. La presencia de este lector se hacía sentir mas fuerte que si estuviera verdaderamente aqui. Hoy, aun me llega el recuerdo de esta libertad lúdica.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Caliope

Esta es la historia de un escritor frustrado, cuyo primer libro ha sido lanzado con éxito de crítica, pero que simplemente no puede escribir una pagina de la prometida segunda parte. Llega a un acuerdo con un escritor afamado que había capturado a una musa pero se la cambia por un bezoar y ahí empieza la historia, es común a todos que a veces la inspiración esta ausente pero en esta vida todo tiene un precio...

lunes, 10 de octubre de 2016

Prosopopus 2

Prosopopus 1

El Prosopopus es igual de grande que un oso, tiene la piel a veces blanquecina como la leche de burra, a veces amarillenta como la orina. Relato extraño y penetrante, completamente mudo, Prosopopus nos descubre un mundo donde, a su imagen, brota un monstruo moderno, brutal, despiadado y grotesco por su desmesura. Con esta obra deslumbrante, que no se parece a ninguna otra, Nicholas de Crécy deja en nuestro corazones una huella indeleble. De Crécy, con esas armas, nos brinda un relato donde, de la sangre de hombres muertos, humo de tabaco y esperma derramado, se conjuga una especie de disparatado Barbapapá con vocación de Pepito Grillo que seguirá a un asesino a sueldo, a quien ama y defiende muy a su pesar.

Paquidermo 3

Paquidermo 2

Paquidermo 1

Suiza, años 50. Una mujer cuyo marido ha sufrido un accidente de automóvil se dirige al hospital en el que ha sido ingresado, pero un elefante caído sobre la calzada impide la circulación. La mujer abandona su coche y trata de llegar al hospital monte a través. Ya en el hospital, se encontrará con personajes tan insólitos como un grotesco espía que le habla de la guerra fría o un seductor cirujano mezclado en un extraño asunto de espionaje. La realidad se confunde con lo onírico en una espiral vertiginosa que cambiará radicalmente la vida de la protagonista. Con el clima paranoico de la Guerra Fría sobrevolando por las páginas, el artista nos introduce aquí en el particular universo de dos personajes, una mujer que busca a su marido en un extraño hospital y el peculiar (por no decir excéntrico) médico que ha operado a éste, y los hace girar en torno a una trama que va desvelándose como lo hacen los grandes relatos de suspense, poco a poco y sin que decaiga el ritmo. Pero esta no sería una obra de Peeters si en el interín no hubiera lugar para lo onírico y lo simbólico, aspectos ambos que se han dado la mano de forma continua en su trayectoria (en especial en ‘Lupus’) y que aquí quedan expuestos a través de alegorías de clara raiz freudiana (con el sexo y la culpa que de éste se deriva como principales actores) combinadas con otras como la muerte o la vejez.

La ultima partida

Comès es un excelente dibujante que maneja como pocos el blanco y negro sobre el que ha sustentado toda su carrera, haciendo gala de un dibujo impresionista y perturbador que permanece en la retina del lector y optimizando al máximo los elementos compositivos sobre los que construye una historia con un ritmo narrativo más cercano al teatro guiñolesco de sombras que al cinematográfico. En definitiva, “La última partida” es un cómic soberbio, difícil y adulto al tiempo que pesimista y reflexivo no apto para aquellos que simplemente quieran disfrutar de una aguerrida historia de acción con la que pasar el rato. Nada de eso encontraréis en esta extraña y perturbadora historia de fantasmas. Ojalá veamos pronto nuevas obras publicadas de este gran autor.